Publicidad

Fracturas ex­puestas

Fracturas ex­puestas

Las fracturas ex­puestas pueden defi­nirse como aquellas en donde se ha perdi­do la integridad cutá­nea y el foco fractura­rio ha tomado contacto con el exterior del or­ganismo. Se clasifican de acuerdo al meca­nismo de la injuria, el grado de lesión de las partes blandas, la con­figuración de la fractu­ra y el grado de conta­minación.
La inciden­cia de infección, retar­dos en la consolida­ción, pseudoartrosis, amputación y discapa­cidad residual es in­fluenciada en gran medida por el tipo de fractura.
Muchos observa­dores intentaron gra­duar las fracturas ex­puestas (Allgo­wer, 1971; Gustilo y An­dersson, 1976; Oestern y Tscherne,1984); sin embargo una descripción clara de cada lesión en particular es más impor­tante que asignarle un grado numérico, Por ejemplo, la mayoría de las clasificaciones definen la lesión gra­do I como una pequeña herida de menos de 1 cm, de diámetro; no obstante, la localización de la herida puede ser más importante que su tamaño, Si se en­cuentra sobre un borde subcutáneo pudo ser causa­da por una lesión de baja energía; sin embargo, para producir una herida similar en un área de vientre mus­cular grueso, como el muslo o la cara posterior de la pierna, los extremos óseos deben haber atravesado una gran masa muscu­lar para llegar a la piel y, por lo tanto, la mag­nitud del daño muscu­lar es mucho mayor. La falta de reconocimiento de esto y, en consecuencia, la falta de resección de todos los tejidos necróticos podría conducir a se­rias consecuencias para el paciente, como una gangrena gaseo­sa, una amputación o incluso la muerte.

Los objetivos principales del tratamiento de las fracturas expuestas son pre­venir la infección, lograr la curación de la fractura y restaurar la función de la extremidad, El manejo inicial de una fractura expuesta con frecuencia afecta la evolución final de la misma, Varios aspectos del manejo son de capital im­portancia, incluyendo un debridamiento inmediato, meticuloso y repetido, la estabilización de la fractura y la cobertura de la herida, Una terapia antibióti­ca eficaz es otro de los factores principales en la prevención de la infección durante el cuidado de las fracturas expuestas.
Ya que aproximadamente el 30% de los pacientes sufriran lesiones multisis­témicas, patologías que puedan comprometer la vida deben ser rápidamente reconocidas y tratadas, antes de comenzar a manejar la fractura expuesta, La incidencia de infección de la herida se correlaciona directamente con la ex­tensión del daño de las partes blandas, Para fracturas tipo I el índice de infec­ción ronda el 0-2%, para el tipo IIIC el 25 al 50%.

Fracturas ex­puestas

NOTA: Recomendamos que tome este artículo de manera informativa, ante cualquier síntoma que usted o sus conocidos padezcan concurra a su médico. “Ninguna información suplanta la revisación minuciosa del especialista”.

Compartir:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google

Hace tu Comentario

 

 

 

Puedes utilizar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>