Publicidad

Nefropatía Idiopática Membranosa

Nefropatía Idiopática Membranosa

Inmunosupresión y Pronóstico en la Nefropatía Idiopática Membranosa.

Según el presente estudio, la inmunosupresión en pacientes seleccionados con nefropatía membranosa idiopática mejora el pronóstico, aunque los resultados no alcanzaron significación estadística.

La nefropatía membranosa es la causa más común de síndrome nefrótico en los adultos, y es una causa frecuente de enfermedad renal terminal. La historia natural de los adultos con nefropatía membranosa idiopática (NMI) en Estados Unidos y el Reino Unido sugiere que hasta el 50% de los pacientes pueden desarrollar insuficiencia renal terminal (IRT) e incluso morir en el término de 10 años.

Según informan los autores, los estudios realizados hasta la fecha han demostrado que estos pacientes tienen un mejor pronóstico con el empleo de inmunosupresores. Advierten, sin embargo, que dos factores han impedido que su uso se generalizara: la toxicidad de este tratamiento y el hecho de que hasta el 50% de los casos pueden remitir en forma espontánea. En el Reino Unido, agregan, el uso de inmunosupresores se restringe a los casos con IRT, como los enfermos con proteinuria nefrótica persistente con deterioro de la función renal. Sin embargo, no existen evidencias que demuestren su eficacia en estos pacientes. Los objetivos del presente estudio fueron determinar si el empleo de inmunosupresión selectiva mejora el pronóstico de los pacientes con NMI y si estos resultados son similares a los obtenidos por otros autores.

Los expertos analizaron, en forma retrospectiva, los registros médicos de 73 pacientes con diagnóstico histológico de nefropatía membranosa asistidos entre 1986 y 1996 en la Unidad de Nefrología del Glasglow Royal lnfirmary.
En 19 pacientes identificaron la causa de la afección renal, mientras que en los 53 casos restantes la nefropatía membranosa era idiopática. El pronóstico se analizó de acuerdo con las siguientes variables: remisión (remisión completa: proteinuria de menos de 0.2 g/día; remisión parcial: proteinuria de 0.2 a 2 g/día), proteinuria persistente (más de 2 g/día) con deterioro de la función renal (aumento de la creatinina sérica superior al 20%), IRT o muerte. Compararon estos resultados con las de otro grupo previo de 37 pacientes no tratados.

El seguimiento promedio de los 53 pacientes (38 hombres y 15 mujeres) con NMI fue durante 5.9 años.
Al realizarse la biopsia, 46 (86%) de los enfermos tenían proteinuria elevada (más de 3.5 g/día) y 64% se hallaban nefróticos (albúmina inferior a 30 g/l).
Diecinueve (36%) de los 53 enfermos fueron tratados con inmunosupresión. Seis de estos casos, especifican, no finalizaron el ciclo de tratamiento o bien requirieron que se redujera la dosis por efectos colaterales del tratamiento. Al finalizar el período de seguimiento 25 pacientes se hallaban en remisión (13 casos en remisión completa y 12 casos en remisión parcial). Siete enfermos, en cambio, presentaban IRT. Ocho enfermos fallecieron durante el seguimiento, 3 de los cuales habían sido tratados. Al final del seguimiento, 7 pacientes tenían proteinuria persistente con función renal estable, en comparación con 6 casos con proteinuria persistente y deterioro de la función renal.

Cuando se comparó a los sujetos tratados con los de la serie anterior de pacientes no tratados, se observó que los primeros tenían un pronóstico más favorable, con disminución en el porcentaje de pacientes con IRT (13% Y 22%, respectivamente), reducción en el porcentaje de enfermos con deterioro de la función renal (11 % vs. 19%) y aumento del número de casos con remisión (47% VS. 30%). Resaltan, sin embargo, que esta diferencia no fue significativa (p=0.1). La curva de sobrevida acumulativa indicó que el porcentaje de sobrevida sin diálisis a 5 y 10 años fue, respectivamente, de 83% y 53.5%.

Muchos interrogantes acerca del papel de la inmunosupresión en la NMI aún no han sido aclarados. Si bien los resultados del presente estudio sugieren que el uso de inmunosupresión en pacientes seleccionados con NMI mejora el pronóstico, los autores advierten que la diferencia observada no fue significativa desde el punto de vista estadístico.

NOTA: Recomendamos que tome este artículo de manera informativa, ante cualquier síntoma que usted o sus conocidos padezcan concurra a su médico. “Ninguna información suplanta el examen minucioso del especialista”.

Compartir:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google

Hace tu Comentario

 

 

 

Puedes utilizar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>